Bienvenida

 

bienvenida

  

"Si no estás dispuesto a equivocarte, nunca llegarás a nada original”

Ken Robinson

 

Por primera vez en la historia, la humanidad ha sido capaz de crear mucha más información de la que puede absorber, fomentar más interdependencia de la que nadie puede gestionar y acelerar los cambios a un ritmo que difícilmente podemos conseguir.

Esta es la visión de nuestro mundo actual, en palabras de Peter Senge, desde donde nos planteamos educar a nuestros alumnos para que puedan desarrollarse en este mundo que, cada vez, se intuye más vertiginoso en su movimiento de cambio.

Abrir nuevamente las puertas del Colegio, dar luces a sus aulas y pasillos, servirá de muy poco si no hay otra luz que ilumine el camino, desde dentro; luces en las casas, en el Colegio, luces que alumbren el futuro de cada uno de los niños/as que están en nuestras aulas y que tienen derecho a esperar de nosotros, padres y educadores, un acompañamiento que les ayude a “convertirse en la mejor versión de sí mismos”, porque ninguna otra cosa es educar.

Empezamos todos un nuevo camino, donde el riesgo de equivocarnos está presente, pero el deseo de acertar, el esfuerzo de superar y encontrar lo mejor cada año está, para todos los que hacemos educación en el colegio “la Asunción”, más vivo que nunca. La colaboración y la aportación de todos, también de los alumnos, a los que el colegio quiere dar cada vez más voz, porque el futuro tendrá sus sonidos, su letra y su música y no queremos que desentonen, ni en uno ni en otra, será también importante para ese “convertirse en la mejor versión de sí mismos”, esa versión que lleve a conseguir diez talentos al que recibió diez, cinco al que recibió cinco y en la que nadie esconda ninguno en la tierra , porque todos nos necesitamos con nuestras mejores cualidades.

Estrenamos este curso el proyecto de interioridad, las auxiliares de conversación en Inglés y el comienzo de implantación de la Robótica; también será el curso en que nos certifiquemos como escuela de pensamiento. Esperamos que todo el trabajo y el esfuerzo que cada nuevo proyecto conlleva, ayude a nuestros alumnos a ser “la mejor versión de sí mismos”.

Cuando Moisés se acercó en el monte a la Zarza ardiendo, Dios le dijo: “Descálzate, porque la tierra que pisas es sagrada”. Este es el convencimiento que tenemos cuantos nos acercamos a cualquiera de nuestros alumnos: estamos acercándonos a tierra sagrada, porque cada persona, en su dignidad de Hijo de Dios, lo es; por eso lo hacemos desde el respeto y el reto de responder a la tarea de acompañar su crecimiento y desarrollo. ¡Que todo sea para mayor gloria de Dios Trinidad!

¡Feliz vuelta a todos!

Mª del Socorro Fuentes Prieto

 

 

lema15 16