Blog

SALUDO

“Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado”. “¡Bien, empleado bueno y fiel!; ya que has sido fiel en lo poco, voy a ponerte al frente de mucho”. (Mt.25, 20-21)

Decía Beethoven que “el genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa por ciento de perseverancia”. En la misma línea, se manifestaba Einstein cuando afirmaba: “No es que sea muy inteligente, simplemente trabajo en los problemas más tiempo”, y un genio más cercano a nosotros, Picasso, nos decía lo mismo hablando de la inspiración: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

Todos los que nosotros consideramos “genios”, en diferentes ámbitos de la vida, coinciden al afirmar lo importantes que son el trabajo, la constancia y la perseverancia en aquello que queremos lograr, porque no es difícil comenzar algo, ahora un nuevo curso, sino perseverar en el camino que emprendemos, hasta el final. No en vano siempre se ha dicho que la inteligencia por sí misma no es garantía de éxito. Son la voluntad y la perseverancia las que ponen a la inteligencia a trabajar, para lograr así los objetivos.

Tanto la familia como el colegio tenemos que proporcionarles a nuestros alumnos el ambiente y el espacio adecuados para que estos desarrollen todas sus potencialidades. Un ambiente de confianza para experimentar y probar; de libertad y autonomía para crecer y crear; de seguridad y guía para perseverar en el empeño de lograr la persona adulta, formada, responsable, feliz y comprometida en que queremos que ellos se conviertan. Familia y colegio podemos unirnos para crear el espacio y el ambiente que hagan posible el crecimiento, pero conseguir el objetivo es tarea únicamente de los alumnos. Ellos son los que, autónomamente, pueden aportar la perseverancia, la voluntad y el trabajo que desarrollen inteligentemente sus talentos y los lleven a ser “la mejor versión de sí mismos”.

Iniciamos este curso con desafíos, con metas, con dificultades e ilusiones nuevas, pero unidos podremos lograr todo aquello que nos propongamos, trabajando y aportando al Proyecto VIVO del colegio, nuestras ideas, nuestra colaboración, para que este sea el proyecto de todos y logre cumplir las expectativas de todos.

Tenemos, en esta agenda, una programación del camino que vamos a realizar en este curso 2017-18. Caminemos juntos y hagamos, de todos los proyectos, NUESTROS proyectos y, de las actividades, NUESTRAS actividades.
En definitiva, hagamos una escuela sin muros, sin barreras, que se prolongue en cada hogar. Una comunidad-familia-Nazaret en el colegio y en cada casa.

¡Feliz curso a todos!

Mª del Socorro Fuentes Prieto

Rosa Guijo García
“Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado”. “¡Bien, empleado bueno y fiel!; ya que has sido fiel en lo poco, voy a ponerte al ...
Colegio Josefinas